La antigua tortuga fósil no tenía concha

Los científicos han encontrado nueva evidencia que confirma que las tortugas alguna vez vivieron sin conchas.

El fósil casi completo data de hace 228 millones de años y es más grande que una cama doble.

Fue descubierto en la provincia de Guizhou, en el suroeste de China.

El Dr. Nicholas Fraser, conservador de ciencias naturales en el Museo Nacional de Escocia en Edimburgo, dijo: “Parecía una tortuga, pero le faltaba todo el caparazón de abajo y también el de arriba.”

“Tiene el andamio en su lugar para que la concha continúe, pero no tiene la concha.”

“Tiene un pico muy característico en la parte delantera.”

El antiguo reptil ha sido llamado Eorhynchochelys sinensis, que significa “tortuga del amanecer con pico proveniente de China”.

Aspecto de la tortuga triásica
PPEI
Impresión del artista sobre el aspecto de la tortuga triásica

¿Por qué es importante el caparazón de tortuga?

La concha está ahí para ayudar a proteger a las tortugas, pero también puede ayudarlas a vivir bajo el agua por más tiempo.

Esto se debe a que almacena potasio y magnesio, lo que puede ayudar a protegerlo de la acumulación de ácido láctico.

Está formado por unos 50 huesos, con las costillas, los huesos de los hombros y las vértebras unidos para formar una capa externa dura.

El Dr. Fraser dice: “Las tortugas son animales muy extraños. Tienen una camisa de fuerza.

“Si puedes imaginarte con tus hombros dentro de tu caja torácica, estarías muy restringido.”

“Son animales bastante inusuales, pero han sobrevivido más de 200 millones de años.”

Impresión artística torguga fósil
YU CHEN, IVPP
La impresión del artista de la primera tortuga madre conocida

¿Cómo consiguió la tortuga su caparazón?

La evolución de la concha de la tortuga ha dejado perplejos a los científicos durante años.

Un número de tortugas primitivas conocidas del registro fósil ya tienen conchas completas.

La tortuga más antigua conocida antes de este hallazgo, un animal llamado Odontochelys, tenía un caparazón completamente formado sobre su superficie inferior (una parte del caparazón conocida como el plastrón), pero ningún hueso cubría la parte superior de su cuerpo (el segmento conocido como caparazón).

Los investigadores dicen que el nuevo descubrimiento significa que estamos más cerca de averiguar cómo evolucionó el caparazón de la tortuga.

El Dr. Fraser explicó : “Lo estamos viendo en este animal – con las costillas comenzando a expandirse”.

“Estamos esperando el próximo fósil a ver que nos trae.”

Los hallazgos fueron publicados en la revista Nature.

Traducción desde: bbc